Ver versión de Impresión

Responsabilidad Social Universitaria: Estudiantes PUCV son voluntarios en colegios de la Región de Valparaíso

Los universitarios se encargarán de introducir la metodología A+S (Aprendizaje y Servicio) en tres establecimientos educacionales de Valparaíso y Viña del Mar.

Con el objetivo de vincularse con la realidad educacional de la región, más de 20 estudiantes PUCV firmaron, el pasado miércoles 25 de abril en el salón de honor de Casa Central, un compromiso de participación en el proyecto ganador de un FDI (Fondo de Desarrollo Institucional), línea emprendimiento estudiantil: “DESDE LA PUCV A LA V REGIÓN: CAMINANDO DESDE EL APRENDIZAJE Y SERVICIO”.

Jorge Magasich, director del proyecto, les dio la bienvenida a los voluntarios y valoró su participación haciendo hincapié en su “valentía y coraje para hacer cambios sociales, para no formarse simplemente como profesionales para trabajar en el mercado sino que para modificar una realidad”.

El propósito de esta iniciativa es contribuir al fortalecimiento de  la responsabilidad social  de la comunidad educativa,  así como también en los procesos aprendizaje formal a  través de la metodología de Aprendizaje y Servicio (A+S) integrada al currículo escolar.

Gladys Jiménez, coordinadora del Observatorio de Responsabilidad Social PUCV, destacó que “el Aprendizaje y Servicio es una metodología que tiene que ver con la responsabilidad social, la que queremos que los universitarios la implementen en colegios de Valparaíso porque les permite vincularse con la realidad educacional y enriquecer su formación profesional”

El proyecto consiste en introducir el A+S en profesores, apoderados, directivos y estudiantes de la Escuela Básica E 275 y el colegio Sagrado Corazón de Jesús, ambos de Valparaíso y la Escuela Básica E- 338, Gastón Ossa Saint Marie de Viña del Mar, a través de: la Vinculación de la teoría con la práctica en contextos sociales reales del currículo escolar; la relación de la vocación de servicio al prójimo, contribuyendo a la solución de problemáticas comunitarias, desde materias del currículo escolar; y la contribución a la formación valórica de los estudiantes, en especial, de la responsabilidad social.

Para esto se consideran 3 etapas: Sensibilización de las comunidades escolares, de modo de reflexionar en torno al A+S, y concordar los aprendizajes que a través de las materias curriculares se ponen a disposición del territorio. Una segunda etapa, de implementación de los proyectos A+S, sobre la base de los diagnósticos participativos con las realidades sociales del contexto escolar. Una tercera de evaluación y retroalimentación conjunta con los participantes de la realidad, de modo de visualizar los aprendizajes curriculares como los de servicio solidario logrados.

Ersira Araya, directora de la Escuela Básica E- 338, Gastón Ossa Saint Marie de Viña del Mar, comentó que “estamos muy agradecidos por la invitación que recibimos desde los estudiantes PUCV, pues nos ayuda a visibilizar los problemas que tenemos como comunidad y relacionarlos con nuestra Escuela, la cual siempre ha tenido un sello de servicio que queremos potenciar”.

El estudiante de Ingeniería Civil Eléctrica, Marco Moscoso, señaló que “me interesó el proyecto porque he sido parte de otras iniciativas sociales como el proyecto “Iluminando Chile” de la Escuela de Ingeniería Eléctrica y me llama la atención apoyar la formación de estudiantes escolares de la región, así como fortalecer mi desarrollo profesional”.

Este proyecto estudiantil cuenta con el apoyo del área de Responsabilidad Social Universitaria y Voluntariado de la Dirección de Asuntos Estudiantiles- Vicerrectoría Académica.